Trump, Bolsonaro, Salvini… ¿Por qué les votan?

 

José R. Ubieto*

 

Una pregunta recorre tertulias y redes por todo el mundo: ¿por qué les votan?, referida a los triunfos electorales de personajes como Trump, Bolsonaro o Salvini. La pregunta insiste porque la respuesta no es sencilla. No se trata de políticos conservadores al uso, con recetas tradicionales para nuevos problemas (migraciones masivas, paro estructural, aumento de la desigualdad).

Lo que les une es que los tres han manifestado, de manera explícita y en diversas ocasiones, que están dispuestos a saltarse la ley o, al menos, vivir en sus límites. Trump, el más osado de los tres, no ha dudado en violar varias leyes medioambientales para construir su muro en la frontera con México, incumplir normas de protección a los “dreamers” o tratar de anular el Obamacare.

Bolsonaro se jactó, en 2016, de elogiar a un torturador de la dictadura en Brasil diciendo que “El error de la dictadura fue torturar y no matar”, o reconocer que: “No voy a combatir ni a discriminar, pero si veo a dos hombres besándose en la calle, les voy a pegar”. Salvini quiere abrir un centro de detención y deportación de inmigrantes en cada región de Italia, y publicó un tuit amenazante “O Europa nos da una mano en volver a nuestro país seguro o elegiremos otros métodos”. Los tres parecen tener cada día, más imitadores.

Como ven, sus declaraciones son directas, sin velo ni pudor alguno. “Hablan claro” como ellos dicen, demonizando a los partidos políticos y al sistema del cual reniegan. La paradoja (?) es que hacen todo esto sin renunciar a ocupar su lugar de líderes, con todo el poder y privilegios añadidos. Legitimados por la misma ley que ellos no siempre respetan.

¿Por qué entonces, tantos millones de ciudadanos/as les dan su voto, consintiendo a esa impostura?

Es evidente que estos políticos han captado muy bien el estado de desamparo de muchos sujetos, que han quedado a la intemperie tras el huracán de la globalización. Personas que han perdido su empleo o su casa y se han visto abocados al paro o la fragilidad laboral. Pero la pérdida seguramente más grave ha sido la de su dignidad y orgullo. Su particular sueño americano se ha convertido en la pesadilla de los parias, abandonados por aquellos que deberían protegerles. Por eso despliegan con éxito su retórica de retorno a un estado feliz y grandioso, donde ellos y la nación devolverían a los auténticos nativos el orgullo de ser sus hijos: «Make America Great Again», o el supremacismo de Padania, despojada por la ‘Roma ladrona’.

Como corolario final, pero no menos importante, está el “personaje”, que pone el cuerpo en sus apariciones públicas con aire provocador y desafiante. Él sabe que sus seguidores quieren que alguien legitime sus deseos más oscuros, aquellos que alimentan el odio y el rechazo al otro.

De allí que los tres hagan de las fake news su arma política más poderosa. Saben que esas mentiras guardan, en realidad, una secreta verdad que preferimos ignorar. La de que ese rechazo y ese odio nos tocan muy de cerca, porque velan el odio que cada uno tiene de sí mismo, proyectado en el ‘extranjero’.

Les votan porque quieren creer que hay un Otro, un verdadero amo, que los protege, incluso de sus secretos más íntimos.

*Miembro de la AMP (ELP). Profesor de la UOC.

Fotografía seleccionada por el editor del blog.

Publicado en  https://www.lavanguardia.com/vida/20181130/453224250061/trump-bolsonaro-salvinipor-que-les-votan.html

Anuncios