Un discurso desvergonzado

 

Catherine Lazarus-Matet*

 

En Alemania, importantes personalidades de la AfD, Alternativa para Alemania, han pasado recientemente más allá de la barrera de la vergüenza. Y estamos presenciando el despliegue internacional de esta postura sintomática del estado del mundo. Ninguna buena palabra puede contrarrestar el goce destructivo que está puesto al trabajo. Al menos podemos esperar, como analistas, alcanzar el punto del no querer saber que, a uno por uno, pueda reducir la pasión de la indiferencia.

Uno de los líderes de la AfD, Alexandre Gauland, publicó el 6 de octubre en la Frankfurter Allgemeine Zeitung una tribuna titulada “¿Por qué es necesario el populismo? Lo que, según historiadores y periodistas, parafrasea las palabras de Hitler en un discurso de 1933 en una planta de Siemens en Berlín. LeMonde.fr no hace una vana “reductio ad hitlerum“, sino que muestra en que -si esta tribuna no es un plagio estricto, está muy cercana- la ideología que la subyace está de forma inequívoca en la misma línea [1]. Además, la banalización acentúa la naturaleza inaceptable de tales palabras, ya que el autor ha podido calificar el período nazi como “un excremento de aves”, que es muy poco comparado con la gloriosa historia milenaria de Alemania. La “camarilla internacional desarraigada que alimenta el odio entre los pueblos” definida por Hitler se convierte en “una clase globalizada” que vive a expensas y en el desprecio del pueblo, el verdadero, vinculado a sus raíces. Los tufos antisemitas están apenas enmascarados. Especialmente cuando uno lee que Bjoern Hoecke, otra figura de la extrema derecha alemana llamó al Memorial del Holocausto en Berlín un “monumento de la vergüenza”. El objetivo de hoy se ha ampliado: implícitos, los Judíos, y, enunciados, los inmigrantes, los demócratas, los “europeístas”. ¡Las mismas desventajas, el mismo trato! Los pro-nazis no han cesado de estar allí, con lo que la ley les impuso como límites. Límites tan atravesados, en eco con el manejo lingüístico del miedo, de la historia de las naciones manchada por el extranjero, asestado por Marine Le Pen, o Salvini, y otros. Un paso más.

Es hora, para otros partidarios del partido, de cambiar la política de la memoria y rendir homenaje a las fuerzas armadas del Reich, como Francia pudo honrar a De Gaulle e Inglaterra a Churchill … A esto se añade el anuncio, hace unos días, de la creación de una “sección judía” de la AfD, compuesta por 19 judíos, miembros del partido, concebida como … ¡garantía contra el antisemitismo de los musulmanes! ¿Por qué no una sección Cristianos de Oriente? El nacionalismo ha querido a veces darse aires de filosemitismo, incluso con un Maurice Barres un poco suavizado, pero el antisemitismo está en su naturaleza.

Y luego, para dar una idea de la bella solidaridad esperada por algunos, evoquemos esta controversia alemana sobre el establecimiento de plataformas en línea que alientan la denuncia al partido del profesorado crítico con la AfD en nombre de su “obligación de neutralidad” [ 2]. Aquí la neutralidad se limita a la indiferencia.

En “Nota sobre la vergüenza” [3], Jacques-Alain Miller retomaba el discurso de Eric Laurent sobre “(…) la fase moral en la que hemos llegado desde la caída del Muro de Berlín, dando lugar a” una avalancha de excusas, pesares, perdones, arrepentimientos “hasta el punto de que tener vergüenza se habría así convertido en un síntoma global. [4] Lo que se está convirtiendo en un síntoma global es la reversión de esta postura moral, cuyo exceso podría cuestionarse, reversión que también se puede ver cuando, el 26 de septiembre, en la ONU, el Ministro del Interior de Hungría, Péter Szijjártó, ha podido declarar que “la migración no es un derecho humano fundamental” y que el Pacto Mundial para Refugiados y Migrantes “está fuertemente sesgado, desequilibrado, es peligroso y causará nuevas olas de migración.”. Este Pacto Mundial, iniciado en septiembre de 2016 con la Declaración de Nueva York para Refugiados y Migrantes, ha sido respaldado por los 193 estados miembros de la ONU, excepto los Estados Unidos, y su aprobación final debe producirse en el mes de diciembre. Polonia, Austria, Hungría seguirán a Trump. ¡Todo esto va muy rápido!

*Psicoanalista de la AMP (ECF)

Texto redactado en relación con el próximo Foro de Zadig en Bruselas a realizarse el 1 de diciembre sobre “Los discursos que matan”

Traducción: Joaquín Caretti

Foto seleccionada por el editor del blog.

 

[1] https://www.lemonde.fr/europe/article/2018/10/09/allemagne-quand-le-copresident-de-l-afd-paraphrase-hitler_5366993_3214.html

[2] https://www.lepoint.fr/europe/allemagne-le-chef-de-l-afd-accuse-de-paraphraser-hitler-10-10-2018-2261792_2626.php

[3] Miller J.-A., « Note sur la honte », La Cause freudienne n° 54, 2003, p.6.

[4] Cf. Laurent É., exposé au cours du 29 mai 2002 de L’orientation lacanienne III, 4.

Anuncios